Por más difícil que sea, agradecer por todo lo que tenemos es más saludable que lamentarnos por todo lo que nos falta.